INICIO

Textos

 

  La carta

Autor desconocido

Querido hijo:

Tu madre y yo esperamos que al recibo de la presente te encuentres bien. Nosotros vamos tirando, como siempre, con los achaques propios de los años y del trabajo en el campo.

Estamos orgullosos de saberte estudiando en la Universidad. Eso nos recompensa de tantos esfuerzos y tantas penurias pasadas. Fue duro vender las tierras del abuelo para poderte enviar a estudiar a la ciudad, pero todo lo damos por bien empleado para que tengas los estudios que tus padres no pudieron tener.

En tu última carta nuevamente nos pedías dinero, ahora para comprar una hipérbola que tan necesaria te es, según decías, para hacer las prácticas de la carrera. No nos quedaban ahorros, así que hemos decidido vender también la vaca y en pocos días te llegará el giro.

Recibe un fuerte abrazo de tus padres que te quieren.

Postdata: Además, hemos pedido prestado a los parientes y recibirás más dinero. Así podrás comprar también unas asíntotas para tu hipérbola.  

 

 

El texto anterior es una reconstrucción "de memoria" de un relato breve enviado por un oyente a la sección "La ventana de Millás" del programa radiofónico "La ventana" en la Cadena SER.

La memoria difícilmente puede respetar la forma, pero espero que sí respete el fondo. Me causó tal impacto, que pese a las alteraciones inevitables he intentado reproducirlo.

Si alguien tuviese acceso al texto original o al nombre del autor, le ruego que me lo comunique.

 

   

 

 

 

 

 


 

 

 

José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com