INICIO

 Matemáticas

y Sociedad

   

 

        

La Ayuda al Desarrollo: el 0,7%

   

¿Qué hace el mundo rico para compensar las desigualdades entre países?. El Banco Mundial estimó necesarios 100.000 millones de dólares para alcanzar el "Objetivo Milenio" de lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo. Precisamente el mismo presupuesto que EE.UU. dedicó a la invasión y posterior Guerra de Irak. Pero en 2005 el presupuesto total mundial de los países ricos para la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) de los países pobres era sólo de 65.000 millones de dólares y a veces, como veremos, no se trata de tal ayuda sino que responde a los intereses del propio donante, financiando de forma indirecta sectores en crisis de la propia industria nacional.

Los países ricos podrían acabar con el hambre con sólo quererlo. Hace tiempo que se definieron cuatro vías para ello:

-     la condonación de la deuda externa del Tercer Mundo, que ha sido ya pagada en su totalidad, pero cuyos intereses devoran la riqueza de los países.

-    la puesta en práctica de la llamada “Tasa Tobin” (impuesto del 0,1% sobre transacciones de mercados financieros).

-     la supresión del proteccionismo de los países ricos a su agricultura: subvencionan sus productos que inundan a bajo precio los países pobres, cuya agricultura se hunde; e imponen aranceles a los productos de los países pobres impidiéndoles comerciar. Dos ejemplos: la UE y EE.UU. venden su trigo subvencionado entre un tercio y un 46% por debajo del coste de producción; y el arroz de los países del Sudeste Asiático se paga un 60% más barato que en 1980. 

-     y finalmente, el cumplimiento del compromiso del 0,7% del que vamos a hablar.

En la Cumbre de Río de Janeiro de 1992, 22 países de los más ricos se comprometieron a destinar el 0,7 % de su Producto Nacional Bruto (PNB), "tan pronto como sea posible", para la ayuda al Tercer Mundo. Es decir, que de cada 100 euros que gastase un país, 70 céntimos se dedicasen a la ayuda al desarrollo de los países pobres. ¿Es mucho o poco?.

Imagina que cuatro amigos van a cenar y la factura sale a 25 euros por persona: en total, 100 euros. Imagina que deciden dejar una propina a los camareros. Preguntémonos... ¿dejarían 70 céntimos?, ¿o pasarían por unos tacaños de cuidado si sólo dejan eso? El 0,7% es una propina miserable en el festín de nuestros presupuestos.

Pues bien, 11 años después, en 2003 sólo 5 países cumplían el objetivo fijado en Río. Se trata de: Dinamarca  (0,96%), Noruega (0,89%), Suecia (0,83%), Holanda (0,81%) y Luxemburgo (0,77%). Estas son las primeras potencias mundiales en solidaridad. ¿En qué se mide la grandeza de un país?... ¿en su ejército?, ¿en el número de medallas olímpicas?, ¿en la AOD?. La respuesta a esta pregunta es una opción moral, y al final política, de cada sociedad.

El panorama general es desolador: si en 1961 la renta per cápita global en los países donantes era de 13.298 $ y la AOD per cápita de 171 $, en 2000 la renta per cápita había subido a 29.769$ y la AOD per cápita había bajado a 66 $. En palabras de JuanPablo II: "ricos cada vez más ricos a costa de pobres cada vez más pobres".

La Unión Europea, en su conjunto, en 2002 contrajo el compromiso de llegar a un modesto 0,39% en 2006. En 2003 España ocupaba el decimoséptimo lugar entre los 22 países desarrollados por su aportación a la AOD, un 0,23%; por delante de Grecia (0,21%), Portugal (0,21%), Austria (0,20%), Italia (0,16%) y EE UU, este último con un ridículo 0,13%. Merece la pena comparar esos datos con estos otros: España gasta en su Ejército  8 veces más que en AOD, Italia 15 veces y EE UU 33 veces.

EL 0,7% EN ESPAÑA

En España, las movilizaciones ciudadanas de la Plataforma por el 0,7% reclamaban en 1994 el cumplimiento gradual del compromiso adquirido por nuestro país en la Cumbre de Río de Janeiro. Estas movilizaciones tuvieron gran eco social y consiguieron del Parlamento que se aprobara dedicar ya en 1995 el 0,5% del PNB. Sin embargo, la aportación de España al Tercer Mundo en 1995 fue de 190.741 millones de pesetas, lo que representaba sólo el 0,28 % del PNB. Por tal motivo, en los meses previos a las Elecciones Generales de 1996 se produjeron varias huelgas de hambre reclamando de los partidos políticos que se cumpliera efectivamente el objetivo acordado. La repercusión informativa de estas acciones hizo que los principales partidos declararan apoyar esa reivindicación.

Tras las elecciones de 1996 llegó el primer Gobierno del PP. Un año después, la ayuda española había bajado al 0,22 %. En 2001 se llegó al 0,30%, pero en 2003 se bajó al 0,23% (1.738 millones de euros). Además se ha denunciado el hecho de que en los últimos años se ha contabilizado como Ayudas al Desarrollo créditos para la compra de armamento español por parte de los gobiernos de países del Tercer Mundo. 

Sin embargo, otras administraciones demostraron diferente sensibilidad: los ayuntamientos de Vitoria, de Burgos y de Oleiros (A Coruña) destinaban un 1% de su presupuesto para ayuda humanitaria, y el de Santa Lucía (Las Palmas) un 1,5%. Sus ayudas se han destinado, por ejemplo, a: donación de aparatos ortopédicos para los refugiados saharauis, construcción de hospitales en Centroamérica, envío de juguetes a niños víctimas de la guerra, etc. Las comunidades autónomas con mayor aportación a la AOD eran en 2003: Castilla La Mancha (1%) y Navarra (0,92%). En el extremo opuesto se encontraban los ayuntamientos de Valencia (0,12%) y las comunidades de Madrid (0,08%), Murcia (0.10%), Castilla y León (0,11%) y Galicia (0,14%).

Al llegar a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero anunció que los presupuestos Generales del Estado para 2005 aumentarían la AOD hasta el 0,3% y reiteró su promesa electoral de llegar al 0,5% al final de la legislatura. Se comprometió a ello en la Cumbre contra el Hambre en la ONU, anunciando que España condonaría la deuda externa a cambio de la puesta en marcha de programas educativos. De esta manera se quería evitar que la AOD sea retenida en beneficio propio por gobiernos corruptos, en lugar de llegar al pueblo.

¿Qué ha pasado después de aquellas promesas?

En 2006, la Ayuda subió al 0,32%; en 2007, al 0,37%; en 2008, al 0,45%; en 2009, al 0,46% y se dijo que el objetivo era llegar en pocos años al 0,7%. Pero estalló la crisis económica. En 2010 bajó al 0,43%; y en 2011, al 0,40% (cantidad estimada).

Los Presupuestos Generales del Estado presentados por Rajoy el 30-03-12 rebjaron el total de éstos en un 16,9%, mientras que la partida destinada a la Cooperación Internacional se rebaja en un 47,6%. La AOD española puede sufrir un retroceso de más de 20 años.

Para finalizar, una pregunta: ¿El empobrecimiento económico (relativo) justifica el empobrecimiento moral?

 

Prensa 06-04-2008: España es el país que más aumentó su Ayuda al Desarrollo en 2007

Prensa 22-02-2012: La Cooperación Exterior española se desploma en cáida libre

Prensa 31-03-2012: Golpe mortal a la Cooperación

Gráficos: 20 años de AOD en España:

 

 

 

Para saber más:

Informe de Intermon - Oxfam: La realidad de la Ayuda 2004

John Carlin: Ocho razones por las que hay hambre en el mundo El País Semanal (05/12/04)

Los datos utilizados provienen en su mayoría de ambas fuentes.

 

ACTIVIDADES.-

1. Con los datos anteriores y sabiendo que España se aproximaba a los 42 millones de habitantes en 2003, calcula:

- el PNB de España en 2003

- la cantidad por habitante destinada a AOD por España en 2003

- la cantidad anual por habitante que en el caso de España habría que dedicar a AOD para alcanzar el objetivo del 0,7%. 

- para valorar mejor esta última cantidad, calcula cuánto supone por día y pon ejemplos de gastos diarios reales que sean equivalentes. Haz una valoración personal.

2. Con los datos del texto anterior y sabiendo además que EE UU tiene 294 millones de habitantes y aportó en 2003 a la AOD 15.791 millones de dólares, calcula el presupuesto militar norteamericano: total y por habitante. Hazlo en euros para que nos resulte más comprensible.

  

   
El

 

 

 

(c) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com