INICIO

Poesía y Matemáticas

 

    

¿INFIERNO O PARAÍSO?

Yo era entonces presa de las Matemáticas.

¡Tiempo oscuro! niño conmovido por el escalofrío poético

Se me entregaba vivo a las cifras, negros verdugos

Se me obligaba a la fuerza a engullir el álgebra

Se me retorcía desde las alas hasta el pico

En el horroroso potro de tortura de las x y las y

Desgraciadamente, me atiborraban bajo los huesos maxilares

Del teorema adornado con todos sus corolarios

Sin embrago, se puede ser poeta y matemático.

Víctor Hugo

Traducción: Olga Hernández

 

   

 

  

José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com