INICIO

Poesía y Matemáticas

 

 

    

 

   

Díjome el corazón:"Quiero saber, quiero aprender. ¡Instrúyeme tú, Khayyám, que tanto

estudiaste!" Al pronunciar la primera letra del alfabeto, me replicó el corazón: "Ahora ya

sé. Uno es la primera cifra del número que nunca acaba"

 
Rubaiyat - Omar Khayyám
 
 
Gracias a una sugerencia de Ana Belle
 
 
   
 

 

José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com