INICIO

Matemáticas y Cine

 

 

LA SOLEDAD DE LOS NÚMEROS PRIMOS

 

Ficha técnica.- Título: La soledad de los números primos (La solitudine dei numeri primi). Director: Saverio Costanzo. Actores: Alba Rohrwacher, Luca Marinelli, Isabella Rossellini, Arianna Nastro, Vittorio Lomartire, Martina Albano, Tommaso Neri, Aurora Ruffino, Giorgia Pizzio. Guión: Saverio Costanzo y Paolo Giordano, según la novela de Paolo Giordano. Producción: Offside/ Les Films des Tournelles/ Mitteldeutsche Medienförderung (MDM)/ ZDF Enterprises/ Ostlicht filmproduktion. Coproducción Italia-Francia-Alemania 2010. Estreno en España: 27-03-2013.     

 

Argumento.-

Hay amores lentos. Uno de ellos, y con nota, sería el de Mattia y Alice. Uso el condicional porque tras ver la película sigo sin saber si hay algo que se pueda llamar "amor" entre ambos protagonistas o es una simple afinidad por haber vivido ambos duras situaciones en la infancia. Asistimos a su crecimiento, desde los 8 años hasta la edad adulta, no mediante una narración lineal sino en base a flashbacks dosificados con cierto desorden, lo cual hace confusa la película en su primera mitad.

Los dos personajes viven recluidos en su mundo interior, cerrados a las habilidades sociales y considerados por los demás como "raros". Mattia protegido por el reconocimiento a su gran talento. Alice, más vulnerable a la crueldad adolescente de sus compañeras. A lo largo de los años se encuentran repetidas veces. El espectador quiere adivinar señales de atracción o complicidad entre ellos, pero su hermetismo y frialdad parecen ir en sentido contrario. Así, hasta que, después de, digamos 25 años, se produce un acercamiento.

 

Comentario.-

Esta película se basa en la novela homónima de gran éxito. Cabe suponer a ésta (no la he leído) unos valores literarios que lo justifiquen, pero que están ausentes en su versión cinematográfica. El gran acierto del título metafórico-matemático (se compara a los protagonistas, siempre cercanos pero separados, con los pares de números primos gemelos) es el que nos ha interesado por ella. Algunos elementos matemáticos encontramos, pero no se puede decir que sea ésta una película que se centre en las matemáticas. Son los siguientes:

En la primera escena, Mattia y su hermana, que sufre una discapacidad psíquica, comparten pupitre en la escuela. El maestro interroga a los alumnos y finalmente Mattia hace una perspicaz conjetura que nos muestra su talento.

- ¿Cuántos ejes de simetría se necesitan para un cuadrado?

- Dos (a coro).

- No, cuatro.

- Muy bien, Mattia, cuatro.

- Ahora dibujemos un hexágono. Un hexágono es un polígono de seis lados. Tracemos los ejes de simetría.

- Maestro, entonces ¿un círculo tiene infinitos ejes de simetría?

- Sí.

Alice niña, se despierta a media noche e interrumpe una reunión de tipo espiritista en el salón de casa. El conductor de la reunión va recitando una lista de números, sin explicación alguna de su sentido:

149, 307, 359, 347, 401, 601, 307, 331, 499, 503, 701, 109, 131, 149, 151, 239, 241, 257...

El lector puede comprobar que todos ellos son números primos.

La explicación del título se da en la escena de un banquete nupcial al que acuden Mattia y Alice, ésta como fotógrafa. Mientras avanzan hacia el salón, la voz en off explica:

Los números primos pueden dividirse sólo por uno y por si mismos. Son números especiales, desconfiados y solitarios. Algunos números primos son incluso más especiales. Se llaman "primos gemelos". Son los pares de números primos separados por un solo número, como el 11 y el 13 o el 17 y el 19. Pero los primos gemelos nunca se tocan porque siempre están separados por un número par.

Además, en dos ocasiones se aprecian planos de composición geométrica: en la imagen cenital de una escalera espiral cuadrangular con mosaicos de efecto tridimensional y el los semicírculos concéntricos de un túnel. Ambos planos se repiten al menos en dos escenas cada uno.

 

 

Y esto es lo que la película ofrece al espectador con interés matemático, bastante menos de lo que el título permitía esperar.

Tangencialmente, se cita esta película en A Roma, con amor (Woody Allen. 2012). Los protagonistas salen del cine y en su fachada están los carteles de La solitudine dei numeri primi. Se desarrolla este breve diálogo:

- No he entendido nada.

- Es lo que quería el director. Expresar lo incomprensible de la vida.

El juicio de Woody Allen sobre La soledad... queda claro.

   

  

  

 

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(C) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com