INICIO

Matemáticas y Cine

 

 

QUIÉREME SI TE ATREVES

    

Ficha técnica.- Quiéreme si te atreves (Jeux d´enfants). Intérpretes: Guillaume Canet (Julien), Marion Cotillard (Sophie), Thibault Verhaeghe (Julien niño), Joséphine Lebas Joly (Sophie niña), Emmanuelle Grönvold (Madre de Julien), Gérard Watkins (Padre de Julien), Gilles Lellouche (Sergueï), Laetizia Venezia (Christelle), Julia Faure (Hermana de Sophie), Elodie Navarre (Aurélie). Director: Yann Samuell. Guión: Yann Samuell; con la colaboración de Jacky Cukier y de Equinoxe.  Producción: StudioCanal, Artemis Production, Media Services, France 2 Cinema, MG Films y Caneo Films. Francia 2002. Distribuida en España por Golem.

Argumento.-

Se narra la singular historia de amor de Sophie y Julien, una pareja que desde la infancia hasta el final (que no se debe desvelar) basa su complicidad en una serie de retos transgresores. Con la pregunta “¿Te atreves?” cada uno va sometiendo al otro a pruebas que saltan los convencionalismos sociales, incluso dañándose, manteniendo ese espíritu lúdico infantil pese al transcurso de los años. Su amor se expresa como un juego permanente en el que cada uno demuestra ser capaz de cualquier cosa por el otro, sin llegar a decirse “te quiero”.

Escenas.-

En dos escenas las Matemáticas  son utilizadas en metáforas de diferentes estadios amorosos. En el primer encuentro, siendo niños, se plasma la inocencia a través de un “diálogo aritmético”. Julien grita al vacío preguntando la tabla de multiplicar del 7, hasta que desde un edificio surgen las respuestas de Sophie. Éstas reconfortan a Julien y poco a poco los tonos de voz de ambos se suavizan y adquieren ternura. Ver escena

En otro momento, un Julien veinteañero pasa su brazo sobre el hombro de una compañera que está estudiando y se produce este diálogo:

-    ¡Funciones vectoriales! … v1 por v2 es igual al producto de sus dos módulos multiplicado por el coseno del ángulo que forman.

-    ¡Um! Te veo muy puesto en funciones vectoriales. Díme si me equivoco [mientras ella pasa su mano por el muslo de Julien y le mira la entrepierna]: tu vector está definido por un origen, pero sobre todo por una hinchazón orientada en un espacio vectorial.

-    Ciertos espacios vectoriales son más atractivos que otros...

-    ¿Crees que podrías profundizar en la teoría conmigo?

-    Podría ser exponencial…

-    ¿Sueles repasar tú solo? [Julien asiente] Puedes quedarte ciego o sordo…

Ver escena

De las tablas de multiplicar al producto escalar de vectores; de la inocencia al deseo.

Años después, Julien expresa con ironía su aparente felicidad convencional mediante una serie numérica:

 - Os resumo mi vida a los 35 años. Lo tenía todo: 1 mujer, 2 hijos, 3 colegas, 4 préstamos, 5 semanas de vacaciones, 6 años de antigüedad en la empresa, 7 veces mi peso en equipos de sonido, 8 coitos conyugales al trimestre, 9 veces el perímetro terrestre en envases de plástico, bandejas de polietileno y otros envoltorios de plástico no biodegradables y 10 años sin ver a mi padre. La felicidad, el lote completo del tirano que quise ser desde mi infancia.

En las tres secuencias anteriores vemos cómo se ha sabido extraer con maestría una expresividad insospechada de lo matemático.

 

  

  

 

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(C) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com