INICIO

Matemáticas y Cine

 

 

PROFESORES EN APUROS

 

La queja habitual de los profesores de Matemáticas (y casi cabe decir que de cualquier materia) sobre sus alumnos se refiere al desinterés de éstos acerca de la asignatura. Pero hay otro caso, mucho menos habitual, pero para algunos más incómodo: el de los alumnos que quieren saber más. Lo vemos en una escena de la película Bianca (Nanni Moretti 1984), donde en su primera clase de curso, un profesor se ve en un aprieto cuando es interrogado por el famoso cuadrado mágico 4x4 del grabado Melancolía de Alberto Durero (quizás no es un buen ejemplo, los cuadrados mágicos no son alta matemática). Cuando está más azorado... ¡salvado por la campana!

La escena está en italiano, pero se entiende muy bien.

 

 

 

En ocasiones, ese interés no es tanto por "ir más allá del programa" como por darle sentido y lleva al estudiante a formular preguntas esenciales. Preguntas que tal vez un profesor instalado en la rutina no se ha hecho. Ante uno de esos estudiantes incómodos, el profesor incompetente recurre a su posición de autoridad para quitárselo de en medio. Lo vemos en El joven Törless (Volker Schlönforff 1966), a propósito de la perplejidad que causan en el protagonista los números imaginarios:


 

 

Cuando topamos con nuestra ignorancia, lo más sabio es reconocerla. La honestidad será entonces la verdadera lección.

 

 

La segunda escena la he obtenido de nuevo en el blog Matemáticas de cine de Ángel Requena, muy recomendable.

  

  

 

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(C) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com