INICIO

Matemáticas y Cine

 

  

NYMPHOMANIAC (I y II)

Ficha técnica.- Título: Nymphomaniac vol. 1 y Nymphomaniac vol. 2. Director: Lars Von Trier. Guión: Lars Von Trier. Actores: Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgard, Stacy Martin, Shia LaBeouf, Connie Nielsen, Christian Slater, Nicolas Bro, Jesper Christensen, Uma Thurman, Caroline Goodall, Kate Ashfield, Saskia Reeves, Jens Albinus, Sophie Kennedy Clark, Mia Goth, Omar Shargawi y Severin von Hoensbroech. Producción: Zentropa Entertainments. Dinamarca. 2013.

Argumento.- Seligman es un hombre maduro, solitario y culto que vive solo con y para sus libros. Entre las aficiones que de él iremos conociendo están la música, el arte y las matemáticas.

En una noche de invierno, Seligman encuentra tirada en un callejón a Joe, una mujer que yace maltrecha tras haber recibido una paliza. La recoge, la lleva a su casa y la cuida. Al despertar, ante la insistencia de su benefactor, Joe le cuenta la larga historia de su azarosa vida. Le confiesa ser ninfómana y le va detallando cómo, desde su niñez, la aceptación de esa adicción le ha llevado por un camino de búsqueda permanente, destructor de su vida sentimental y familiar, que ha desembocado en la insatisfacción y en la desesperanza.

Comentario.- En esta web se ha recopilado la presencia de referencias matemáticas en películas de casi todos los géneros, por lo cual ya ninguna nueva aparición debiera sorprender. Pero confieso que nunca había imaginado encontrar matemáticas en un film con este título y temática. De hecho, aunque conocía el revuelo que había levantado por lo escabroso del tema y lo explícito de sus imágenes, no tenía intención de verlo. Pero un artículo en una web francesa me informó de que en el guión se recurría a los números de Fibonacci. Su búsqueda me ha llevado a ver las casi 4 horas de las dos partes de la película buscando matemáticas entre el amplio muestrario de experiencias que vive la protagonista. Así que debo decir esa frase tan poco convincente de “esto no es lo que parece”.

He encontrado nueve escenas con matemáticas. Quien trae a colación el enfoque matemático es en cuatro ocasiones Seligman, algo coherente con el tono culto de este personaje que ha hecho de la erudición un refugio vital. Pero en otras cuatro ocasiones es la propia Joe la que aporta los elementos matemáticos. En la restante escena (aparcamiento), las matemáticas corren a cargo del director.

Escenas.-

* Al comienzo (vol. 1) y al final (vol. 2) de la película, en sendas escenas de sórdidos encuentros sexuales, Seligman primero y Joe después, detectan la presencia de los números de Fibonacci. Esa presencia es arbitraria en extremo, a mi parecer ridícula.

En el vol. 1:

* Cuando Joe va a aparcar un coche, en imagen cenital, se nos ofrece un análisis geométrico de la maniobra:

* Joe exclama:

“¿Sabes que si se unieran todos los prepucios cortados a lo largo de la historia llegarían a Marte y darían la vuelta?”.

Parece que también por el norte hay gente exagerada…

* Joe narra cómo llegó un momento en que era tan elevado el número de sus partenaires que no podía recordar el tipo de comunicación establecida con cada uno de ellos. Así que decidió usar el azar para responder a las llamadas telefónicas de aquellos solicitando nuevos encuentros. Lanzaba un dado y respondía según la puntuación obtenida, de acuerdo con una escala de respuestas preestablecidas.

* Seligman hace una disertación donde mezcla de forma inconexa la música de Bach, el Teorema de Pitágoras, la razón áurea y la sucesión de Fibonacci.

En el vol. 2:

* Joe narra cómo hubo una época en la que había perdido el placer. Mantiene esta conversación:

Seligman: Eso no es nada menos que la Paradoja de Zenón. Tú eres Aquiles y la tortuga es el orgasmo. Porque estabas persiguiendo la satisfacción pero no podías alcanzarla. Esa es la paradoja.

Joe: Lo siento, pero no me parece que estés tomando esto muy en serio (…) Dudo que siquiera me estés escuchando.

Seligman: ¿Por qué lo dudas?

Joe: Cada vez que he tenido que contar episodios de mi vida sexual a otros hombres, era fácil ver cómo se excitaban bastante.

Seligman: Yo me excité.

Joe: ¡Sí, con la basura matemática, no por la historia!

Cada cual tiene sus perversiones.

* Un truco usado por Joe para atraer la atención de los hombres consiste en desconectar las bujías de su automóvil y pedir ayuda. Dice:

“Las posibles combinaciones de las ocho tapas para las ocho bujías eran 40.320, si no recuerdo mal mis cálculos”.

Ciertamente, el factorial de 8 es 40.320, pero no se trata de combinaciones sino de permutaciones.

* Joe también experimenta con el masoquismo y dice haber recibido el castigo romano de los 40 latigazos. Seligman le corrige:

"Estaba un poco equivocada (…) porque , es cierto que el castigo máximo eran los 40 latigazos, pero debían ser en series de 3. Es por eso que Jesús solo recibió 39 latigazos, ya que de 3 en 3 solo llegan a 39 y no a 40".

¡Quién iba a sospechar la presencia de la divisibilidad en el sadomasoquismo!

Cuando en los años 70, al final de la dictadura franquista, la censura se hizo más permisiva, aparecieron en las pantallas de los cines españoles los primeros desnudos y escenas de sexo. Había una evidente oportunidad comercial aprovechando la ansiedad de un público sometido a cuatro décadas de represión. Era el llamado "cine del destape". Para disfrazar la operación comercial se solía repetir que dichas escenas aparecían "por exigencia del guión". He recordado aquella expresión al ver Nymphomaniac. En este caso, el sexo explícito ciertamente es una inexcusable exigencia del guión... pero las matemáticas en absoluto están justificadas por el guión.

Un último consejo: si quieren asomarse al lado oscuro de un ser humano víctima de sus adicciones, esta película le ofrece ese viaje, con crudeza pero con dignidad. Pero, si es por las matemáticas, se la pueden ahorrar sin pena.

 

 

 

 

 

   

 

(C) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com