Matemáticas

en tu mundo

Matemáticas y Cine

 

 

MENTES CRIMINALES

 

Mentes criminales (Criminal Minds) es una serie de la CBS cuyos protagonistas son un equipo de agentes del FBI que se dedica a hacer análisis psicológicos a criminales para facilitar su captura.

Nekane Tokero, alumna de la UPV/EHU, ha tenido la amabilidad de informarme, por mediación de la profesora Marta Macho, de un curioso "gazapo" matemático que ha localizado en el episodio 8 de la 4ª temporada, titulado "Obra Maestra".

Son muchos los errores cometidos en películas de géneros diversos a propósito del número pi (ver el artículo A vueltas con pi). Los guionistas se atreven a citarlo por ser una referencia popular... aunque a menudo lo hacen mal. Pero en este caso el error es de un tipo especial, pues hay una confusión entre phi y pi. Y no vale justificarlo porque los nombres de ambos números irracionales se parecen. Quien conoce phi tiene ya cierta cultura matemática y debe conocer sobradamente pi. Además, no se trata de un mero cambio de nombre, pues se mezclan las dos definiciones en un mismo discurso. Veámoslo con detalle.

Empieza el episodio con un recorrido de la cámara por la guarida del asesino, decorada con imágenes sobre la razón áurea: el cuadro de La Última Cena de Leonardo Da Vinci, el Hombre de Vitruvio, la concha del Nautilus, etc. Más adelante, vemos que es el propio asesino quien lleva un colgante con la espiral áurea. Cuando se comunica por email, lo hace desde la dirección www.goldenratio.net. Todos los detalles anteriores apuntan claramente al número phi.

Pronto conocemos al asesino confeso, que es una persona obsesiva, preocupado por la perfección. Todas sus víctimas son mujeres especialmente guapas. Declara arrogante que antes de 10 horas morirán las siguientes víctimas, a quienes ha encerrado en una trampa mortal, salvo que el FBI las localice. Acostumbrados como estamos al desfile por las pantallas de matemáticos "mentalmente perjudicados", ya no nos molestaremos en lamentarlo. Simplemente anotamos una nueva variante en la colección: asesino en serie.

Los rehenes bajo amenaza son una maestra de Educación Infantil y sus alumnos. En el reconocimiento del aula vacía, un agente observa que los juguetes han quedado con esta curiosa agrupación:

La pista en la guardería

Se trata de la letra griega phi mayúscula. El agente Spencer Reid, especialmente culto e inteligente, con varias licenciaturas (Matemáticas entre ellas), recibe esta imagen por teléfono y además observa que las 12 víctimas del asesino proceden de 5 ciudades diferentes, siendo ésta su agrupación por localidades: 1, 1, 2, 3, 5...

Reid en plena deducción áurea

Detectada la presencia de la Sucesión de Fibonacci, marca las 5 ciudades en el mapa y traza una espiral áurea que las enlaza en el orden anterior. Les resultará ya fácil al FBI averiguar cuál es la ciudad donde se encuentran las próximas víctimas.

Hasta aquí todo parece coherente para un trhiller psicológico con tintes cultos. Pero el problema viene cuando el perspicaz agente explica la relación entre la Sucesión de Fibonacci, la espiral áurea y el número phi (límite del cociente de términos consecutivos de dicha sucesión). Lo hace correctamente hasta que dice estas palabras:

"El número irracional llamado phi es la razón de la circunferencia respecto a su diámetro".

Lo ha confundido con pi... pero ¿a quién hay que atribuir la confusión? Nos dice Nekane: "en la versión original dan la definición correcta; dice algo como: el número irracional phi está basado en la relación entre los segmentos de una línea y el todo". Así que, una vez más es un error del doblaje.

Pero ¿por qué los dobladores se han desviado tanto del texto original? ¿Han querido enmendar lo que han supuesto un error de la serie? ¿Les ha guiado la imagen de los juguetes que han confundido con un círculo y su diámetro?

Sea lo que sea, quede claro: phi no es pi.

 

  

  

 

 

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(C) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com