INICIO

Matemáticas y Cine

 

  

CORRE, LOLA, CORRE

Ficha técnica.- Título: Corre, Lola, corre (Lola, rennt). Director: Tom Tykwer. Actores: Franka Potente, Moritz Bleibtreu, Herbert Knaup, Nina Petri, Joachim Król, Armin Rohde, Heino Ferch, Suzanne von Borsody, Sebastian Schipper, Ludger Pistor, Julia Lindig, Lars Rudolph, Ute Lubosch. Guión: Tom Tykwer. Música: Tom Tykwer, Johnny Klimek, Reinhold Heil. Producción: X-Filme Creative Pool / WDR / Arte. Alemania. 1998.

Argumento.-

Lola y Manni son dos jóvenes que forman pareja. Viven 20 minutos intensos que van a cambiar sus vidas. Manni participa como correo en la entrega de un importante alijo de droga y debe llevar una bolsa con 100.000 marcos al narcotraficante. Por un despiste, pierde la bolsa en el metro y telefonea apurado a Lola. Sabe que si a las 12:00, la hora convenida, no entrega el dinero, lo matarán. Para conseguirlo, ha decidido atracar un supermercado. Lola le pide que no lo haga. Ella encontrará una solución. Son las 11:40. Manni va esperar a Lola hasta las 12:00. Si a esa hora no ha llegado con el dinero, entrará al supermercado pistola en mano. Lola comienza su frenética carrera.

 

Comentario.-

En el intento de explicar el mundo, la Ciencia acepta en los últimos años, entre el determinismo y el azar, el caos. Un sistema caótico no es aleatorio, pues está sujeto a leyes complejas, pero tampoco es determinista, pues esa complejidad lo hace impredecible. Para muchos, nuestras vidas mismas serían buenos ejemplos de sistemas caóticos. La más célebre expresión de estas situaciones es el famoso efecto mariposa: "el aleteo de una mariposa en Nueva York puede provocar un ciclón en el Índico". El cine se ha inspirado en esta sugerente idea en varias películas. Una de las más conseguidas es Corre, Lola, corre. Veamos cómo.

Lola sale corriendo de su casa y en el rellano se encuentra con el amenazante perro del vecino. Lola corre rápido para escapar de él. Una vez en la calle, se dirige hacia la oficina bancaria donde su padre es el director, con el objetivo de pedirle el dinero. En su carrera se encontrará con varios vehículos, sucesos y viandantes, cuyos futuros se nos ofrecen en secuencias fotográficas. Tras varias peripecias, Lola llega un poco tarde y se desencadena un final trágico.

La acción vuelve hacia atrás y recomienza la carrera de Lola. Ahora tropieza con el perro del vecino y cae al suelo. Sale cojeando tras el golpe y ese leve desfase de tiempo respecto a la carrera primera provoca que sus cruces y peripecias en el camino, por poco, sean diferentes, aunque con otro final dramático.

Aún asistimos a una tercera carrera de Lola. En esta ocasión, al comienzo da un salto sobre el perro y, con esa ganancia de décimas de segundo, los posteriores encuentros tienen diferentes desarrollos, que culminan en un final feliz para la historia.

Por si no estuviera suficientemente claro el sentido de la película, las secuencias fotográficas que acompañan a cada uno de los transeúntes con que se cruza Lola, varían de una carrera a otra, modificándose el futuro de cada uno de ellos. Como el aleteo de la célebre mariposa, su reacción ante el perro del vecino, un hecho fortuito e irrelevante, condiciona el futuro propio y el de los demás.

Resulta curioso que una emocionante historia de película sirva para ejemplificar modelos fundamentales de la ciencia.

En lo artístico, ésta fue una película rompedora: por alternar imágenes reales con otras de dibujos animados; por su ritmo acelerado, que nos hace sentir que corremos con la protagonista; por la óptica subjetiva sobre muchos de los personajes; y por los saltos en el tiempo que alteran el clásico esquema de exposición, nudo y desenlace.

Por último, un detalle extramatemático, que quiero comentar como excorredor que soy: Lola corre muy bien, aunque su fuerte braceo y enérgica elevación de rodillas corresponden más a una carrera de 400 m lisos que a una carrera de fondo de 20 minutos. Con esa forma de correr, bien pronto estaría en deuda de oxígeno y antes de los 2 minutos el ácido láctico agarrotaría sus músculos. Cada distancia tiene un estilo de carrera adaptado a la misma. Economía de carrera se llama.

 

 

 

 

 

 

   

 

(C) José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com