INICIO

Arte y

Matemáticas

 

   

ÁRBOL FRACTAL

por José Manuel Chamorro

 

Éste es un proyecto presentado para la Expo Zaragoza 2008 que fué desestimado. Está basado en un árbol fractal de acero corten. El árbol fractal propuesto es el más parecido al curso de un río, es decir a la cuenca hidrográfica. Si, como se ha subrayado en el dibujo adjunto, observamos el vacío entre dos pequeños árboles, veremos que conforman una cordillera. De alguna manera se encuentran configurados los dos términos de una dialéctica natural, la cuenca hidrográfica y su cordillera.

La cuenca hidrográfica es matemáticamente un árbol fractal, así como las cordilleras conformadas por esa mismo curso fluvial. Los troncos de los árboles, por poner otro ejemplo típico de fractal, se ramifican en un número característico de ramas, cada una de las cuales, a su vez, se ramifica en el mismo número de ramas
menores, que a su vez se dividen en el mismo número de ramas.

Las formas encontradas en la naturaleza, -como montañas, franjas costeras, sistemas hidrográficos, nubes, hojas, árboles, vegetales, copos de nieve, y un sinnúmero de otros objetos que no son fácilmente descriptos por la geometría tradicional-, son descriptos (es decir descritos y desencriptados) por la geometría fractal.

Esta provee una descripción y una forma de modelo matemático para las aparentemente complicadas formas de la naturaleza. Éstas poseen a veces una remarcable invariancia de simplificación bajo los cambios de la magnificación, propiedad que caracteriza a los fractales. Estos se generan mediante un algoritmo recursivo, es decir por iteración autoreferente de una operación.

De alguna manera se podría ver, en esta imagen, el discurrir del "agua" mental, es decir del discurso de nuestros pensamientos. Es como si el «espacio psíquico» encontrara un análogo en los fractales. Estas formas pueden servir para captar la estructura fracturada aunque coherente de la consciencia humana, cuyo foco de interés puede pasar casi instantáneamente de las trivialidades de un instante a las verdades eternas del siguiente, conservándose la misma persona en los distintos niveles.


 

 

 

 

   

José María Sorando Muzás

jmsorando@ono.com